Codalc

«Tenemos familia en Irak: Dominicas comparten su experiencia de la guerra civil…»

irak 2jueves, 26 de junio de 2014

Queridas Hermanas, Hermanos, y Amig@s,
Nos gustaría escribir una actualización sobre la situación en Karakush, Irak. Probablemente saben que ha sido conflictos en el lugar.

En primer lugar, Karakush – Baghdeeda es 30 km al noreste de Mosul. Hay alrededor de 40.000 personas cristianas viviendo por allá. Es la comunidad cristiana más grande en Irak. Ayer, el 25 de junio, un combate comenzó entre ISIL y el ejército kurdo a las 4 pm, y no ha parado desde entonces. Las fuerzas de combate están puestas en lados opuestos del Karakush, disparando cañones de un lado a otro, con casas civiles en medio de ellos.

La mayoría de la gente salió buscando refugio en los pueblos cerca de Karakush como Dubok y Erbil, y otros lugares. De hecho, hay menos de 100 que se quedan, incluso el Obispo y algunos sacerdotes en Karakush. La gente es muy asustada. Ha salido dejando todas sus pertenencias. Ni sabe por donde ir, o cuando pueda retornar a sus hogares, si eso llegara a suceder.

En cuanto a las hermanas (Dominicas de Sta Catalina de Siena), todas hemos salido hoy día, el 26 de junio, y eramos casi las últimas en salir. Eso es nuestra segunda vez en dejar nuestro hogar en las últimas tres semanas. Estamos en lugares seguros en nuestros conventos en varios lugares. Gracias a Dios. Hemos estado visitando a algunas personas que no tuvieron donde ir y se pusieron en escuelas cercanas. Salieron con casi nada y tienen casi nada.

La iglesia está proporcionando alimentos y colchones para dormir en las escuelas públicas.

La situación es muy difícil. Todas las negociaciones fallaron entre los dos grupos. El gobierno no está participando en nada. No sabemos, realmente, quien tiene la responsabilidad por lo que está pasando. Los medios de comunicación no están diciendo nada sobre la situación, que, realmente, no está justo. Desde ahora, hemos escuchado que el ISIL y el ejército kurdo han comenzado su batalla de nuevo después de haber parado por unas horas dando tiempo para la gente a abandonar la ciudad.

Les pedimos que recen por nosotr@s. Es difícil rezar cuando vives en una situación tan volátil, pero creemos en sus oraciones.

Maria Hanna OP
Y las Hermanas Dominicas de Santa Catalina de Siena, Irak

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio